Casares prepara sus playas para disfrutarlas con todas las garantías de seguridad

Se está elaborando un plan que contempla el control de aforo y una limpieza intensiva de las zonas comunes

 El Ayuntamiento de Casares se prepara para la temporada de verano con el diseño de un documento integral que contempla todo lo relativo al litoral. La Concejala de Playas Noelia Rodríguez ha explicado que desde su departamento se está diseñando un plan con el fin de adecuar las playas a la normativa actual con motivo de la crisis del coronavirus.

En este sentido se va a establecer un refuerzo de seguridad: control de aforo y distancia de seguridad entre personas, tanto en la arena como en el agua (2 metros), y entre sombrillas (4 metros).

El plan contempla un refuerzo de la limpieza y una desinfección diaria de todo el mobiliario (duchas, baños, pasarelas, etc.) . Del mismo modo, de la arena se retirarán los residuos y se limpiará con la maquinaria habitual de la limpieza de playas. Se instalarán dispensadores de hidrogel en duchas, islas de contenedores y baños (siendo obligatorio su uso al entrar y salir).

Según ha confirmado Noelia Rodríguez, todos los socorristas y vigilantes estarán formados en prevención de riesgos laborales relacionados con el COVID19.

El nuevo plan irá acompañado de una campaña de divulgación, que conlleva la instalación de cartelería especial con todas las medidas de seguridad e higiene.  Entre las normas e indicaciones, destaca el horario recomendado de 11:00n a 20:00h, la recomendación de  no estar más de 4 horas en la playa, así como la prohibición de elementos hinchables (grandes como colchonetas) en el agua. Se pondrá especial atención a dejar basura y/o colillas en el suelo, ya que son un foco importante de contagio. Otra de las normas que entrarán en vigor es que los menores de 14 años siempre tendrán que ir acompañados de un adulto.

Se va a establecer un aforo máximo para las zonas de sombra instaladas por el Ayuntamiento y se facilitará información específica para los chiringuitos con las medidas de seguridad e higiene que tiene que llevar a cabo.

Con el objetivo de controlar las distancias y la afluencia a las playas, el Ayuntamiento  pondrá en marcha un sistema electrónico para que los usuarios puedan comprobar el estado de aforo de las playas antes de acudir a ellas.

Otra  de las nuevas medidas es la delimitación de una zona reservada para grupos de riesgo alto y personas con movilidad reducida. Además se va a poner en marcha un sistema de cita previa para baño asistido de las personas con movilidad reducida.

La playa canina ubicada en Piedra Paloma seguirá abierta, pero con extremas medidas de seguridad e higiene.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *