Ruta nº 1 – Refugio Sierra Crestellina

Distancia: 8 km.
Duración: 3h.
Dificultad: Baja-Media hasta el Refugio. Alta en la Bajada.
Modalidad: A pie, a caballo y con bicicleta.

Descripción: El sendero parte de Casares y tras ascender desde la carretera a través de un carril de buen firme llega al Puerto de las Viñas, girando al oeste en dirección al refugio, situado en la vertiente frontal del valle. Desde el refugio se baja a través de una senda a la carretera que llevará de nuevo a Casares. Esta ruta es interesante por ofrecernos unas vistas magníficas de la Sierra Crestellina y del Monte del Duque. AL inicio del recorrido pasamos delante de una fuente del s. XVIII denominada Fuente de la Arquita. El sendero está repleto de la vegetación típica del bosque mediterráneo: quejigos, encinas, pinos, algarrobos, lentiscos, etc. También podremos observar el vuelo del buitre leonado, que tiene en esta sierra una importante colonia.

Ruta nº 2 – Arroyo Hondo – Los Molinos

Distancia: 8 km.
Duración: 3h.
Dificultad: Baja-Media hasta el Refugio. Alta en la Bajada.
Modalidad: A pie, a caballo y con bicicleta.

Descripción: El sendero parte de Casares y tras ascender desde la carretera a través de un carril de buen firme llega al Puerto de las Viñas, girando al oeste en dirección al refugio, situado en la vertiente frontal del valle. Desde el refugio se baja a través de una senda a la carretera que llevará de nuevo a Casares. Esta ruta es interesante por ofrecernos unas vistas magníficas de la Sierra Crestellina y del Monte del Duque. AL inicio del recorrido pasamos delante de una fuente del s. XVIII denominada Fuente de la Arquita. El sendero está repleto de la vegetación típica del bosque mediterráneo: quejigos, encinas, pinos, algarrobos, lentiscos, etc. También podremos observar el vuelo del buitre leonado, que tiene en esta sierra una importante colonia.

Ruta nº 3 – La Manga – Celima – Arroyo Hondo

Distancia:5 Km.
Duración: 2 h.
Dificultad: Media
Modalidad: a pie, a caballo y con bicicleta.
Descripción: El sendero parte de la Espileta, a escasa distancia de la Plaza de España. Subiendo desde una zona de aparcamiento tomamos una pequeña vereda que nos conducirá al cruce de caminos de La Manga-Celima. Una vez en esta intersección, iniciamos el descenso por el camino de Celima que nos llevará a la carretera, la cual tomamos en dirección a la costa; a unos 300 m. cogemos el carril de la derecha que nos conduce a la intersección con la ruta de Arroyo Hondo que tomaremos también a la derecha para regresar a Casares.

La peculiaridad que nos ofrece el sendero son las impresionantes vistas hacia el Mediterráneo, divisándose Gibraltar y los Montes de África. Durante el recorrido pasamos por zonas forestales de alcornoques, quejigos y matorral mediterráneo, pasando por un área con construcciones de viviendas diseminadas.

Ruta nº 4 – Pasada del Pino – La Acedía

Distancia: 13 Km.
Duración: 5 h.
Dificultad: Media – Alta.
Modalidad: a pie.

Descripción: El sendero parte del cruce de la Acedía con la carretera M-546. Bajamos por el carril hasta cruzar el Arroyo de la Acedía, atravesando el monte público del mismo nombre. Tras dejar atrás algunas casas, ascendemos por la falda deSierra Bermeja, dejando a la izquierda el muladar (comedero de buitres).

La pista principal nos dirige hacia la hondonada en la Garganta de la Acedía, conocida popularmente con la Pasada del Pino. Desde allí seguimos, en dirección sur, la pista que termina bruscamente para continuar por un sendero estrecho que discurre por la cresta, la cual conecta con una pista forestal que, tras cruzar el arroyo de la Acedía, nos conduce al punto de partida.

Esta ruta es interesante por ofrecernos unas vistas magníficas de Sierra Bermeja y del Valle de la Acedía. En días claros es posible ver el Campo de Gibraltar y los Montes de África.

Ruta nº 5 – La Albarrá – La Molina

Distancia: 5 Km.
Duración: 3h
Dificultad: Media – Baja.
Modalidad: a pie, a caballo y con bicicleta.

Descripción: Partimos en dirección al Camino de Gaucín, cruzando un puente de época romana, denominado popularmente del Albarrá, y ascendiendo hasta el Puerto de Ronda, desde donde iniciamos el descenso por el Camino de Ortejicar, después de bordear las carpinterías, tomando un tramo de calzada romana de buen firme. A continuación nos dirigimos hasta la carretera de Manilva-Gaucín, y antes de llegar, tomamos un sendero a la izquierda que nos conducirá al camino de la Molina, que tomaremos también a la izquierda, bordeando la Cerro de la Molina por el sur, dejando atrás la fuente del mismo nombre y tomando la dirección del Canuto entre Casares y Cancho Andares. Finalmente cruzaremos el Arroyo del Albarrán y, a través de un sendero que serpentea el Tajo de Casares, ascenderemos hacia el pueblo para tomar la C/ Camachas.

Esta ruta es interesante por mostrarnos vegetación típica de bosque mediterráneo, con cultivos de secano y vegetación de la ribera del Arroyo del Albarrá. Destaca el hito natural de la Cerro de la Molina y el Canuto del Albarrá.

Ruta nº 6 – Arroyo Zarabanda

Distancia: 4 Km.
Duración: 3 h.
Dificultad: baja.
Modalidad: a pie, bicicleta, caballo y 4×4.
Descripción: La ruta parte del camino del Secadero a Casares a la altura del cortijo de Barrancón; en este punto tomamos un carril a la derecha que abandonamos en pocos metros para tomar un desvío a la izquierda.

El paseo discurre por el arroyo de la Zarabanda, rodeado de cañaverales, acebuches, alcornoques y monte mediterráneo. Ascendemos por el carril hasta un pequeño puerto desde donde se divisan un grupo de casas de campo. Al llegar a un cruce de carriles, tomamos el de la izquierda que baja hacia el arroyo de Las Hoyas. Tras atravesarlo, el carril llanea paralelo a dicho arroyo para encontrarnos con la vega el río Guadiaro, uniéndose con el camino de los Nogales, para volver en dirección sur al punto de partida.

Esta ruta es característica por la abundante vegetación que hallamos a lo largo del recorrido: quejigos, acebuches y grandes extensiones dedicadas al cultivo de cítricos.

Ruta nº 7 – El Álamo

Distancia: 2 Km.
Duración: 1 h.
Dificultad: baja.
Modalidad: a pie y caballo.

Descripción: La ruta parte desde el camino de Estepona, mas conocido como “Los Pedregales”, justo antes del vado del arroyo de la Acedía, donde debemos dejar aparcado el coche en un aparcamiento habilitado para iniciar seguidamente la ruta a pie.

El camino discurre paralelo al arroyo en dirección sur y en su margen derecho. Nos acompañan las limpias aguas del Arroyo de la Acedía, que nace en Sierra Bermeja; continuando hasta un cañón fluvial, donde finaliza el recorrido, retomaremos hacia el punto de partida.

El camino se caracteriza por la exuberancia de la vegetación de ribera, con adelfas, chopos y almenzinos.

Ruta nº 8 – Camino de Jimena

Distancia: 7 Km.
Duración: 2-3 h.
Dificultad: media-baja.
Modalidad: a pie, bicicleta, caballo.
Descripción: La ruta parte del núcleo urbano de Casares, bajando la calle Molinos y dejando a la derecha las obras del nuevo cementerio, para descender hasta un cruce donde un carril estrecho nos conduce a la Pasada del Rosario, ubicada en el Arroyo Albarrá. El carril asciende por pastizales hacia la carretera A-377; desde allí, por una loma, pasando junto al Cortijo de Santa Victoria, el carril se estrecha convirtiéndose en una senda que asciende hacia la vega de cítricos de la Finca Coatesa.

Al pie de la Loma del Sidrón y del Cerro de los Nogales, cubiertos de un denso monte de alcornoques y quejigos, el camino bordea la vega hasta llegar al Cortijo de los Nogales, quedándose a escasos metros del Centro de Interpretación Fluvial, y conduciéndonos hasta la Ermita del Rosario del Campo, que se encuentra al otro lado del río Genal.

Este sendero forma parte de una vía pecuaria conocida como el “Camino de Jimena” o “Vereda de las Mentiras”, y se usaba durante la Romería de camino hacia la ermita de la Virgen del Rosario del Campo.

Ruta nº 9 – Genal – Guadiaro

Distancia: 19 Km.
Duración: 7-8 h.
Dificultad: baja.
Modalidad: a pie, bicicleta, caballo y 4×4.

Descripción: Partiendo del núcleo urbano del Secadero, tomamos el camino hacia la Venta de los Nogales, atravesando las fértiles vegas de los ríos Guadiaro y Genal. Antes de llegar a la Venta cruzamos el río. Genal y visitamos la Ermita del Rosario del Campo. A continuación, volvemos al río y seguimos por su margen derecha en dirección sur. Tras pasar el “Tablazo”(unión de los ríos Guadiaro y Genal) tomamos el camino de San Pablo por la margen derecha del Guadiaro, atravesando un bosque de taraje en buen estado de conservación. El camino bordea las vegas de cítricos, pasando junto al diseminado de “El Acebuchal”, entrando en la provincia de Cádiz para dirigirnos a San Martín del Tesorillo, desde donde, tras cruzar el puente del Guadiaro, nos encontramos de nuevo en el punto de partida de la ruta, El Secadero.

Esta ruta es practicable en su totalidad a pie, a caballo y en bicicleta, fuera de época de lluvias, por la dificultad que conlleva el cruce de ríos Genal y Guadiaro. Si se utiliza vehículo no es posible realizar el circuito completo.

Ruta nº 10 – Los Baños de la Hedionda

Distancia: 6,5 Km.
Duración: 2h.
Dificultad: Media-Baja
Modalidad: a pie

Descripción: La salida se realiza desde Casares, donde tomamos la Calle Molinos en dirección a los Arenales, pasado un pequeño collado junto al nuevo cementerio. Bajamos entre parcelas de monte mediterráneo y pastizal hasta la unión del Arroyo de los Molinos con el Albarrán, que forman el río Manilva, junto al Molino de la Americana; desde allí, por la margen izquierda del río, subimos por la ladera derecha del valle para salvar una cerrada y volver a bajar hacia el Molino del Madrileño, atravesando una caballeriza y divisando las ruinas del Molino Cancón y su puente metálico. El camino remonta la ladera izquierda del valle alejándonos de nuevo del río para salvar un desfiladero fluvial muy espectacular rodeado de las formaciones kársticas de la Sierra de Utrera, desde donde divisaremos la costa rodeados de un denso matorral formado por la sabina costera. El camino baja pasando junto a un algarrobo de dimensiones notables y tras cruzar el río y pasar a su margen derecha continúa paralelo a una acequia en ruinas que conduce hasta el Molino de las Ánimas, recientemente rehabilitado, desde donde por una pista de tierra llegaremos pronto a los Baños de la Hedionda.

Ruta nº 11 – El Canuto de la Utrera

Distancia: 2’4 km.
Duración aprox.: 1 hora.
Dificultad: Media-Alta.
Modalidad: a pie.
Observaciones: La ruta atraviesa y pasa junto a propiedades privadas, por lo que se ruega se haga un uso responsable del sendero, y se respeten las mismas.

Descripción: El sendero parte de la carretera A-377, que une los términos de Manilva y Gaucín, coincidiendo con un carril que conduce al denominado paraje de “Los Llanos”, a los pies de la Sierra de la Utrera. El sendero sigue este carril, tomando siempre como referencia visual el Canuto de la Utrera, lo que nos lleva a ir hacia la izquierda.

Una vez pasada una zona de viviendas, continuamos el carril que desciende, hasta toparnos con un cierre para el ganado que, una vez pasado, debemos volver a cerrar. Continuamos el camino hasta adentrarnos en el interior del denominado Canuto de la Utrera, pasando por una zona, la más ancha, donde podemos encontrar los restos de unas instalaciones utilizadas en los años 70 para prospecciones petrolíferas. A partir de aquí, el camino se estrecha y se dificulta considerablemente, ya que transcurre por el cauce del arroyo, por lo que hay que salvar algunos desniveles, recomendando mayor precaución en épocas de humedad.

Finalizado este tramo, podemos dar la ruta por finalizada, aunque no debemos dejar de pasar por los Baños de la Hedionda, a escasos metros, cuya peculiaridad como baños sulfurosos y lo dilatado de su aprovechamiento por el hombre desde tiempos históricos, lo convierten en un elemento cultural de primer orden.

Cabe destacar de esta ruta, además de los mencionados Baños de la Hedionda, la posibilidad de contemplar y pasear por la Sierra de la Utrera, un conjunto kárstico –el más meridional de Europa- de una gran riqueza patrimonial a niveles natural, paleontológico y arqueológico, y de una belleza paisajística única en la comarca.

La ruta puede hacerse en sentido contrario, es decir, comenzando desde los Baños de la Hedionda, aunque con mayor dificultad en el primer tramo.