Entradas

Avanzan los trabajos de control de las colonias de felinos en las calles de Casares, Costa y Secadero

La Concejalía de Medio Ambiente del  Ayuntamiento de Casares trabaja en coordinación con la Asociación Gatos y Amigos aplicando  el protocolo CES (Captura-Esterilización- Suelta). Según el último balance, desde marzo de 2018 hasta ahora  se han esterilizado  363 gatos,  lo que  significa que se ha evitado el nacimiento y reproducción de una cifra mucho mayor de gatitos, dado que una pareja  puede generar 12 crías al año.

Para un mejor funcionamiento, se considera fundamental contar con un grupo de vecinos voluntarios a los que se le emitirá carnés de alimentadores oficiales, por lo que se pide a las personas interesadas contacten a través del departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Casares y de  las Tenencias de Alcaldía  de Secadero y Costa

Desde marzo del pasado año que se pusiera en marcha este protocolo de control de las colonias de felinos en el municipio de Casares se ha producido un gran avance, principalmente en la zona de Costa donde se comenzó a actuar. No obstante en Secadero y Casares donde las intervenciones  son más recientes ya se han esterilizado a 36 y 24 gatos, respectivamente.

La iniciativa busca dar solución  a la problemática que producen las colonias descontroladas  de felinos  pero teniendo en cuenta la sensibilización cada vez mayor que existe en materia de protección animal.  Por ello, desde la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Casares en colaboración  con la Asociación Gatos y Amigos se puso en marcha el protocolo CES (Captura-Esterilización- Suelta), que intenta mayor control y evitar la proliferación de estos animales, pero sin acabar completamente con los gatos callejeros que cumplen una función necesaria de control sobre plagas de insectos y roedores.

En los 11 meses que lleva funcionando el proyecto en el municipio se han esterilizado 363 animales, de los que  son 229 son hembras.  Esto significa que se ha evitado el nacimiento y reproducción exponencial  de una cifra mucho mayor de gatitos, dado que una pareja de estos animales  puede generar 12 crías al año.

Por otro lado,  los gatos castrados están más calmados, pues ya no tendrán la necesidad de aparearse; y como consecuencia, no se pelearan, ni emitirán maullidos molestos, ni tampoco los desagradables marcados con orina.

Desde la  Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Casares se financian las operaciones de esterilización a las que son sometidos los felinos de ambos sexos, por su  parte los miembros de la de  la Asociación Gatos y Amigos, cuyo trabajo es voluntario, se encargan de llevar a los gatos hasta el veterinario y devolverlos a las mismas colonias.

También es importante para el buen funcionamiento del protocolo el establecimiento de  puntos de alimentación de los animales y con  la participación de voluntarios, vecinos que se consideran fundamentales, ya que son los únicos autorizado en proveer a los gatos  con pienso seco y agua. Evitando así que cualquier persona alimente a los gatos y ensucie zonas públicas.

 

La Concejalía de Medio Ambiente publica una guía de libélulas y caballitos   del término municipal de Casares

Se trata de la cuarta guía de campo que saca el Ayuntamiento de Casares dedicada a especies naturales que habitan nuestro municipio.

En este caso se ha editado con la colaboración de la  Asociación Bosque Animado y contiene una treintena de fichas de insectos del grupo zoológico de los odonatos con fotografías a color, una descripción completa y datos sobre el periodo de vuelo, hábitat y lugares de Casares donde pueden encontrarse.

El término municipal de Casares está  atravesado por numerosas corrientes de agua con ecosistemas de gran valor ecológico en sus márgenes, expresa la concejal Noleia Rodríguez en la introducción de esta guía.  Los  ríos  Manilva, Genal y Guadiaro, junto a los arroyos Vaquero, Enmedio, Parrilla y Jordana acogen una gran biodiversidad animal como es el grupo zoológico de los Odonatos, que engloba a los conocidos comúnmente como libélulas y caballitos.

La nueva guía de  la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Casares ha sido editada en papel reciclado. Cuenta  con 48 páginas a través de las cuales se hace una descripción completa de  los insectos conocidos como odonatos  por su mandíbula serrada y prominente.

El manual explica a nivel general su morfología, diferenciando entre libélulas y caballitos, su ciclo biológico, alimentación y los parajes del municipio de Casares donde se pueden encontrar. Ofrece un mapa del término municipal y un listado de las especies por familias,  para dar paso a una treintena de fichas con fotografías en color y descripción de  cada una de estas especies,  con  datos sobre el periodo de vuelo, hábitat y lugares de Casares donde pueden encontrarse.

Colección Guías de Campo

 

Esta es la cuarta publicación de especies naturales del municipio que edita la Concejalía de Medio Ambiente de Casares. Con anterioridad se han sacado a la calle guías de campo sobre las aves del municipio, de las setas comestibles y tóxicas,  y de las plantas costeras. Unas ediciones para las que se ha contado con la colaboración de asociaciones medioambientales y  expertos del municipio:  como el Grupo Ornitológico del Estrecho y el joven fotógrafo ornitológico Andrés Rojas en la de aves,  y el farmacéutico Mariano Ruedas Martin  en las otras dos.

En el caso de a Guía de Odonatos se ha contado con la colaboración de José Manuel Moreno-Benítez de la Asociación de Educación Medio Ambiental El Bosque Animado, con quien también se prepara una nueva guía de campo sobre mariposas.

Las ediciones están dirigidas al público en general, especialmente a los interesados en conocer mejor nuestro medio natural, y pueden conseguirse de  forma gratuita en las oficinas municipales.

Desde la Concejalía de Medio Ambiente se tiene previsto ampliar esta Colección de Guías de Campo con otros ejemplares sobre plantas medicinales, plantas útiles, y plantas comunes, y reeditando la guía de setas que actualmente está agotada.

La Tenencia de Alcaldía de Secadero prepara la creación de una zona de contenedores en Sotocolorado

Situada en la calle Naranjo, frente al parque de Sotocolorado, incluye la instalación de 4 contenedores soterrados, uno de residuos orgánicos y  otros  3 contenedores  de reciclado, para papel, envases ligeros y vidrios.

El proyecto tiene un  presupuesto de 25.475 euros y está financiado por el Ayuntamiento de Casares a través del  Plan  de Inversiones Financieramente Sostenibles,  que ha permitido  al equipo de gobierno liberar  presupuesto del superávit del ejercicio  del  pasado año (2017) para poder realizar actuaciones, que en principio no estaban previstas.

Con la construcción de esta nueva isla de contenedores soterrados, la Tenencia de Alcaldía atiene una  necesidad de los residentes de esta zona de Secadero, creando una infraestructura que redundará en la limpieza vial y potenciará el reciclaje.

Comienza en Secadero un nuevo tratamiento para prevenir que proliferen las orugas procesionarias en los pinos

Se trata de un producto que se está inyectando a los pinos de la zona del colegio y  del entorno urbano. Un nuevo tratamiento preventivo que es inocuo para los árboles al tiempo que evita que proliferen las larvas de la oruga procesionaria, explica la concejala de Medio Ambiente, Noelia Rodríguez .

Desde el Ayuntamiento de Casares se  ha adquirido un nuevo equipo para aplicar el tratamiento mediante un sistema de microinyección, un trabajo que están realizando los operarios municipales.

Estos trabajos  que tiene como objeto prevenir que se expanda este tipo de oruga que en muchos casos causan urticarias y alergias en personas y animales domésticos, y daños a los árboles.

El tratamiento que se está aplicando ya en  Secadero se extenderán  próximamente  a Casares y Costa próximamente. No obstante, desde la Concejalía de Medio Ambiente se pide a los vecinos que si detectan la existencia  orugas procesionarias  en zonas públicas o parcelas municipales los trasladen al técnico de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Casares, o a las tenencias de alcaldía de Secadero  y Costa.

La Procesionaria es la plaga más importante de los pinares mediterráneos. Su nombre de “Procesionaria” se debe a que se desplaza en grupo de forma alineada, a modo de procesión.

Estos insectos producen daños a las personas al tener la oruga miles de pelillos urticantes que se dispersan y flotan en el aire, produciendo irritación en piel, ojos y nariz, y causando urticaria y alergias. Además, también es dañina para la flora  pues se alimentan de acículas de los pinos lo que debilita a los árboles y  facilita el ataque posterior de otras plagas.

Casares es el municipio de la Costa del Sol que más vidrio recicla por habitante

Los municipios de Casares, Manilva y Fuengirola han sido galardonados con el premio ‘Iglú Verde’  que concede la empresa Ecovidrio por  los altos niveles de recogida de este residuo durante la campaña “Toma nota, recicla vidrio”  realizada durante el pasado verano. Un premio que recogió ayer el alcalde Pepe Carrasco de manos del delegado de Medio Ambiente de Mancomunidad, Manuel Cardeña.

Según los datos de  2017, los vecinos de Casares recogieron una media de 72,3 kilogramos por habitante. También recibieron estos  premios  Manilva con una media de 42 kilogramos por habitante, y Fuengirola donde cada habitante recicló de media 22,7 kilogramos.

Casares, que dispone de 73 iglúes para recogida de vidrio usado,  recicló en 2017 un total de 415.380 kilogramos de vidrio, una media 72,3 kilogramos por habitante.  Estos datos fueron puestos de manifiesto el pasado viernes durante la entrega de los premios ‘iglú verde’ por el reciclaje de vidrio. Y aunque la recogida es mayor en otros municipios más grandes, es bastante menor en cuanto al porcentaje por habitantes. Por ejemplo,  los ciudadanos de Fuengirola  reciclaron un total de 1.699.360 kilogramos de vidrio el pasado año, lo que supone que cada habitante recicló de media 22,7 kilogramos. Mientras que  los ciudadanos de Manilva reciclaron un total de 616.960 kilogramos de vidrio, lo que supone una media por habitante de 42,3 kilogramos.

Con el plan integral  “Toma nota, recicla vidrio”, la campaña estival de Ecovidrio para promover el reciclaje de envases de vidrio en los establecimientos hosteleros de la costa,  Casares recicló 141 toneladas de vidrio durante el verano pasado, un nueve por ciento más que el año anterior. Tres establecimientos hosteleros del municipio  han colaborado en la misma, a los que  Ecovidrio les entregó cubos especiales, e instaló dos contenedores adaptados a la hostelería.

 Junto a Casares, los municipios malagueños de Fuengirola y Manilva también han sido galardonados  con  el premio ‘Iglú Verde’ que concede la empresa Ecovidrio “como reconocimiento a los altos niveles de recogida de este residuo que se han registrado en el municipio”. Fuengirola ha logrado reciclar 673 toneladas de vidrio durante el verano. Por su parte, Manilva ha reciclado 220 toneladas de vidrio.

A nivel nacional, la campaña ha contado con la colaboración de 92 consistorios de municipios costeros de todo el país y más de 10.600 establecimientos hosteleros. Gracias a su compromiso, la iniciativa ‘Toma nota, recicla vidrio’ ha logrado reciclar en total más de 39.000 toneladas de envases de vidrio que han evitado las emisiones de CO2 equivalentes a retirar de la circulación más de 6.000 coches durante un año.