Entradas

El Ayuntamiento de Casares se ha reinventado para ayudar a los habitantes del municipio y las empresas locales

“Hemos puesto en marcha un plan de reactivación con medidas sociales, planes de formación y empleo, ayudas y subvenciones, y campañas de potenciación del comercio local. Redoblando esfuerzos para prestar a la ciudadanía los mejores servicios a nuestro alcance, y seguir construyendo infraestructuras, lo que ha implicado una inversión de más de 2 millones de euros, que han redundado en empresas locales y en el mercado laboral, creando empleo y reactivando la economía del municipio”. Ha explicado el alcalde, Pepe Carrasco, en el pleno celebrado esta mañana en Casares durante un balance de la gestión municipal de 2020.

 La Memoria de Alcaldía ha sido lo más destacado de la sesión, en la que el alcalde ha resumido como el equipo de gobierno se ha visto obligado este año a modificar las previsiones iniciales, reflejadas en el presupuesto, de 13.600.000 euros, para adaptarse a la crisis generada por la pandemia.

Como la administración más cercana al ciudadano, desde el Ayuntamiento de Casares se ha “prestado especial atención a nuestros mayores y a las familias que más han necesitado ayuda; reforzando el personal y los recursos de los servicios sociales municipales para hacer frente a las nuevas necesidades.

Pepe Carrasco ha destacado que se han reforzado con casi 600.000 euros todas las convocatorias de ayudas y subvenciones. Y el esfuerzo realizado para apoyar a los negocios locales “70 autónomos y empresas pequeñas de nuestro municipio se han beneficiado de los 80.000 euros destinados a las ayudas especiales”. Además de agilizarse “las contrataciones de la Bolsa Local de Empleo, que ha supuesto la creación de más de 100 puestos de trabajo durante 6 meses”, y adaptar los programas de formativos con cursos online orientados a la inserción laboral.

Y se ha referido a la atención prestada a los más pequeños, con programas especiales, y el apoyo a colegios y guarderías, “para que la vuelta al cole en Casares fuera lo más segura posible”. Pues “la situación sanitaria ha hecho que tengamos que crear nuevos servicios públicos y adaptar los que ya existían: planes de contingencias para playas, piscinas, centros educativos, edificios municipales, instalaciones deportivas y espacios públicos. Que han supuesto un gran incremento de los servicios; o multiplicar la desinfección de calles, zonas de contenedores, y los edificios públicos”. Lo que se ha completado con un refuerzo de la labor policial.

Carrasco ha señalado grandes proyectos turísticos de futuro, como el hotel de Hilton o la celebración en Finca Cortesin de la Solheim Cup 2023. Además de la campaña de potenciación del consumo local que está generando ingresos entre los 60.000 y los 160.000 euros mensuales a establecimiento locales.

Un esfuerzo extraordinario, realizado sin olvidar infraestructuras de gran importancia con el nuevo centro multiusos de Casares Costa que están a punto de finalizar, el gimnasio municipal de Secadero o la guardería de Casares.

El alcalde ha finalizado su intervención con un mensaje de esperanza y la promesa de seguir trabajando desde el Ayuntamiento para que pronto llegue a nuestras vidas la normalidad. Para lo que ha pedido responsabilidad y prudencia en el cumplimiento de las medidas sanitarias para frenar el virus.

Convenio con Patronato

En el pleno también se ha aprobado la renovación del convenio entre Ayuntamiento y el Patronato de Recaudación Provincial para instrumentar la asistencia material para la gestión, inspección y recaudación de los tri­butos municipales.

Y en el apartado de mociones han salido adelante dos propuestas de IU. Una en defensa de la diversidad sexogenérica y los derechos de las personas LGBT+ que promovía acciones en el municipio, aprobada por unanimidad. Y otra en apoyo y solidaridad con el Pueblo Saharaui en la que se insta a la celebración de un referéndum de autodeterminación, y que finalmente no se ha hecho institucional como se pedía al no votarla el PP.

El PP presentaba 4 mociones. Una para pedir al gobierno que los 140.000 millones de euros del fondo europeo de reconstrucción llegue a las administraciones locales, que se aprobó con el apoyo de IU, pues según matizó el teniente alcalde, Juan Luís Villalón, estaban de acuerdo en el fondo, en que los Ayuntamientos tuvieran una mayor financiación.

No salieron adelante dos mociones para modificar la “ley Celaá” y para que el español sea la lengua vehicular en todo el país, pues según expuso la concejal de Educación, Rocío Ruiz, las propuestas no se adaptaban a la realidad de la ley educativa.

La última moción para pedir retirar del IVA de las mascarillas, fue apoyada con una enmienda de IU, añadida por la teniente de alcalde Antonia Pineda, para que se realizara un plan extraordinario de reparto de mascarillas desde el Gobierno y la JJAA.