La incorrecta evacuación de aguas del edificio del Centro Cultural Blas Infante es la principal causa de las humedades detectadas en sus paredes

Esa es la conclusión del estudio encargado por el Ayuntamiento, que determina además que la infraestructura del inmueble no presenta daños

 

La incorrecta evacuación de aguas en la cubierta del edificio del Centro Cultural Blas Infante es la principal causa de las humedades detectadas en las paredes, cornisas y pilastras del edificio. Esta es la principal conclusión del estudio específico encargado por el Ayuntamiento con el fin de conocer el origen del problema y poder solucionarlo.

El informe ha sido presentado esta mañana por la arquitecta encargada de su elaboración, Débora Serrano, al alcalde de Casares, Pepe Carrasco. Un encuentro que también ha contado con la presencia de técnicas de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental y de las concejalas Rocío Ruiz y Antonia Pineda.

El estudio, que ha analizado todo el edificio con técnicas de termografía para conocer el origen de las humedades, ha determinado además que la infraestructura no presenta daños por lo que la solución es viable.

“El desprendimiento del revestimiento no era la causa, sino la consecuencia de una incorrecta evacuación de las aguas que caen sobre el edificio. Las cubiertas, los canalones, los sumideros y los encuentros presentan algunos desperfectos que estaban provocando la entrada de humedad en los muros y el desprendimiento de los revestimientos”, ha explicado la experta.

Según ha indicado, la solución se basa en crear una correcta redistribución de las aguas para que tengan el mínimo recorrido posible. Unos trabajos que supondrían, entre otros aspectos dotar de de pendiente la cubierta, dar amplitud de evacuación a los sumideros y crear albardillas en las zonas donde no las hay. Una vez realizadas estas tareas ya se podrían reponer los paramentos que faltan.

La dificultad de la obra, en palabras de la arquitecta, se encuentra en el complicado acceso al Castillo, por lo que los trabajos necesitarían una ejecución de unos seis meses aproximadamente.

El alcalde ha recibido con optimismo el estudio al conocer que la infraestructura del edificio no presenta daños y ha avanzado que desde el Ayuntamiento se van a estudiar todas las recomendaciones de los expertos para poder solucionar los problemas de humedad cuanto antes.

Este informe tiene como objetivo de dar una solución definitiva a los problemas de humedades y desprendimiento del revestimiento  de la fachada del Centro Cultural Blas Infante.

Para ello, desde el Ayuntamiento se encargó un estudio en profundidad a un equipo arquitectos especializado con el fin de realizar un diagnóstico de permeabilidad para lo que se ha inspeccionado la cubierta y muros del edificio con maquinaria especializada, y se han recogido catas en diferentes puntos que serán analizadas en un laboratorio acreditado para identificar el origen de los problemas.

 

El Centro Cultural Blas Infante fue reconstruido tras la rehabilitación, hace más de 10 años, de la derruida iglesia del castillo, construida en el siglo XVI sobre una antigua mezquita. Y aunque el edificio se encuentra en perfecto estado estructural, presenta problemas estéticos por humedades que están causando manchas en el interior y desmoronamiento del revestimiento exterior en algunas zonas de la fachada.