El Ayuntamiento de Casares se vuelca en la vuelta al colegio facilitando todos los medios disponibles

Apoyo incondicional a los centros escolares aportando desinfección, limpieza y organización a la hora del acceso

El Ayuntamiento de Casares lleva meses trabajando con los centros escolares del municipio con la intención de ofrecer todos los recursos disponibles que aporten seguridad de cara al inicio del curso. Así lo ha explicado el Alcalde de Casares Pepe Carrasco, quien ha estado presente en los encuentros con los equipos directivos de los colegios, y quien ha dejado claro que no se va a escatimar en esfuerzos a la hora de apoyar la vuelta al colegio en estos momentos complicados.

El alcalde ha querido resaltar el compromiso con las familias y con la comunidad educativa en su conjunto, aclarando que se van a asumir competencias ajenas en un momento en el que las administraciones competentes no están aportando demasiada claridad a la población. Por eso desde el consistorio, más allá de las competencias, se pone el foco en tratar  de priorizar a nuestros menores y su seguridad, así como la del personal de los centros escolares.

En este sentido, desde la Concejalía de Educación y la Tenencia de Alcaldía de Secadero, se ha llevado a cabo una estrecha coordinación con la dirección de los centros escolares del municipio y con las Comisiones Covid de cada colegio, apostando por un apoyo incondicional a los Planes de Contingencia diseñados por los centros.

El Ayuntamiento aportará medios materiales, humanos y económicos para que los planes diseñados por los colegios sean factibles, asumiendo la reorganización de los espacios de uso común, como en el caso del CEIP Blas Infante, donde se va a deshabilitar el parking actual para convertirlo en una zona de espera de las familias, con la intención de que no haya aglomeraciones en la puerta del centro. Así mismo se va a poner a punto una parcela en las inmediaciones del  centro para que pueda utilizarse como parking.

En el caso del CEIP Los Almendros,  se va a habilitar una nueva entrada, por la parte inferior del colegio que era antes una salida de emergencia, señalizando además pasillos y zonas comunes para marcar la dirección de la circulación en un único sentido. Las aulas de infantil tendrán un baño asignado para que no se compartan aseos con alumnos de otras clases, y el comedor se va a dividir en diferentes horarios, así como el recreo.

En este sentido,  el Ayuntamiento ha adquirido también más de 50 termómetros para hacer triajes diarios a través del personal municipal, dispensadores para las aulas de los alumnos, materiales de protección para el personal del centro, 800 mascarillas de tela para todos los alumnos (dos para cada uno de ellos) etc.

El consistorio llevará a cabo una limpieza continua para garantizar la desinfección de las zonas de uso común (aseos, puertas, zonas de acceso, aires acondicionados etc). Ya se han llevado a cabo dos desinfecciones previas amplias, a la que se sumara una más en breve antes del inicio del curso. Los patios van a ser desinfectados con mochilas pulverizadoras por parte del personal municipal, y en el Blas Infante se va a habilitar el uso de otro espacio más para que  pueda servir como zona de recreo.

En el caso de las guarderías se llevará a cabo un refuerzo de los equipos docentes con la intención de conseguir una atención más pormenorizada y exhaustiva, organizando la entrada por horarios diferentes para evitar aglomeraciones.

Desde el Ayuntamiento se informa que serán los propios colegios quienes publicarán sus respetivos Planes de Contingencia con todos los detalles en los próximos días, para los que el consistorio ha mostrado todo su apoyo.  De hecho, desde el equipo de gobierno se ha dejado claro que el Ayuntamiento no va a escatimar en gastos, pero se insta a la Junta de Andalucía a que asuma sus competencias, amplíe los equipos docentes y baje el ratio de las clases, para garantizar la seguridad de todos.