Casares reclama en el Parlamento Andaluz un colegio para su Costa

 

El alcalde, Pepe Carrasco,  la concejala de Educación, Rocío Ruiz,  y el asesor del equipo de gobierno, José Luis Herrera, se  han reunido esta mañana con los consejeros de  Presidencia, Elías Bendodo y de Educación Javier Imbroda.

Una visita, organizada por el parlamentario casareño, Guzmán Ahumada, en la que han encontrado muy  buena disposición por parte del consejero  de Presidencia Elías Bendodo, quien se ha comprometido a estudiar el dossier entregado por los representantes del Ayuntamiento de  Casares.

Durante el encuentro que ha tenido lugar esta mañana en el Parlamento Andaluz, los representantes del Ayuntamiento de Casares ha priorizado la necesidad urgente de dotar a la Costa de un centro educativo, para lo que han entregado un completo dossier que muestra la realidad del municipio en materia educativa . Aunque han tratado también otras reivindicaciones locales como el cambio de titularidad de la carretera de los pedregales y la ampliación de la Casa Natal de Blas Infante.

Los representantes municipales también se han reunido con el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, a quien han trasladado personalmente la situación haciendo hincapié en la necesidad de construir un colegio en Casares Costa de forma urgente.

Igual que Benododo, Imbroda ha mostrado muy buena predisposición hacia el proyecto y se ha comprometido a trasladarlo al director de Infraestructuras, Movilidad y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Andrés Gutiérrez, que estudiará su viabilidad.

Según ha explicado el alcalde Pepe Carrasco,  que Casares Costa cuente con un colegio es una prioridad para el Ayuntamiento de Casares , que viene reclamándolo desde hace años a la Junta de Andalucía y que, según ha indicado, va a seguir luchando por ello hasta que sea una realidad.

La población de Casares Costa ha aumentado progresivamente en los últimos años, y actualmente habitan en la zona 443 escolares de 0 a 12 años.  Unos niños y niñas que habitualmente deben desplazarse al Colegio de Casares, a 14 kilómetros, o a otras localidades vecinas, como Sabinillas, cuyos colegios públicos también están desbordados.

En el caso del CEIP Blas Infante, el alumnado ha aumentado significativamente  en los últimos 5 años. Actualmente hay matriculados 391 escolares   con lo que  prácticamente todos los cursos están desdoblados. Una situación que ha obligado a la dirección del centro a habilitar como  aulas  espacios comunes como el laboratorio, la biblioteca, el salón de actos,  las aulas de música y pretecnología, y hasta el despacho del AMPA, perdiéndose espacios fundamentales para el desarrollo de la actividad docente.

Ampliación o nuevo colegio

Ante esta problemática, la Concejalía de Educación de Casares ha mantenido  varias reuniones  en los últimos años con la Delegación Territorial de Educación en Málaga.  Acordándose ampliar el  CEIP Blas Infante de Casares en 2019. Una reforma de la que no se tiene noticia por ahora, y que de todas formas solo supondría  una solución  momentáneamente, ya que la población de Casares Costa sigue en aumento año tras año.

El  pasado24 de enero de 2019, se volvió a pedir una cita con la Delegación Territorial para conocer el estado del proyecto de ampliación del Blas Infante.  Y el 7 de febrero de 2019, el Alcalde y las Concejalas de Casares Costa y de Educación se reunieron con el Jefe de Servicios para volver a insistir en la necesidad de ampliar el centro de Casares y construir uno en la costa casareña. En dicha reunión, el  Jefe de Servicios y el personal técnico quedaron en visitar el municipio para ver in situ dos parcelas de uso educativo situadas en Casares Costa en las que se podría construir el nuevo centro escolar.

Durante los meses de marzo y junio de este mismo año, una vez conformado el nuevo gobierno de la Junta de Andalucía y ante la falta de respuesta, desde el consistorio se solicita una cita con la nueva Delegada de la Consejería de Educación, Mercedes García, para retomar el tema y seguir avanzando en los acuerdos. Sin que hasta el momento se haya tenido contestación.