El Servicio de Socorrismo y vigilancia de Casares hace balance de la temporada de playas

Durante los meses de verano, los servicios de socorrismo y vigilancia de Casares han registrado un total de 795 incidencias de las cuales, el 78% han sido debidas a picaduras de medusas

El balance de la temporada de playas, que comprende en Casares desde finales de junio hasta septiembre, es positivo, tal y como ha explicado la concejala del área Noelia Rodríguez. Este año además Playa Ancha ha recuperado la bandera azul, un distintivo en cuanto a accesibilidad, sanidad, limpieza y seguridad.

Otro verano más nuestro litoral ha sido elegido por muchos visitantes y vecinos para disfrutar de todas las playas, cada una con características diferentes y peculiaridades que la convierten en lugares únicos.

Playa Ancha ha visto incrementado su equipamiento, con nuevos servicios pensados para todos, convirtiéndose en un lugar amable y accesible también para personas con dificultad de movilidad.  En este sentido, cabe destacar que fue elegida por la Asociación de discapacitados La Estrella de Jimena para realizar jornadas de convivencia por ser un espacio adaptado y abierto que reúne todas las condiciones necesarias para facilitar el baño a personas con movilidad reducida.

El Servicio de Socorrismo y Vigilancia contratado por el Ayuntamiento de Casares ha elaborado un resumen de sus actuaciones. Un año más, las incidencias mayoritarias son por picaduras de medusas que registran 623 de los 795 partes contabilizados. A las curas, hay que añadir, 45 por heridas varias, 23 por picaduras de insectos y 35  extracciones de púas de erizo. Otras incidencias minoritarias durante los meses de verano responden a rescates acuáticos, contusiones y golpes de calor, reacciones alérgicas, llamadas a la policía y niños extraviados en 2 ocasiones.

El servicio de vigilancia y socorrismo ha funcionado en las playas casareñas hasta el 9 de septiembre, todos los días, festivos inclusive, entre las 11:00 horas y las 20:00 horas.

Este año, se ha reforzado con 8 socorristas acuáticos -dos más que el pasado año- un patrón de embarcaciones, un enfermero y un coordinador. En cuanto a material ha contado con una embarcación tipo zodiac, una moto Quad, ambulancia con soporte vital básico, sillas anfibias para personas con movilidad reducida y equipo de salvamento y reanimación necesario como desfibriladores.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *